CUATRIMESTRE DE PRIMAVERA

LA BELLEZA TERMODINÁMICA II – APLICACIÓN EN EL CENTRO DE MADRID

 

La cartografía no por casualidad ha sido durante siglos una ciencia militar y económica. Levantar mapas y realizar atlas es una actividad que distribuye el conocimiento en función de los intereses, otorgando el poder de proyectar sobre el territorio una nueva visión a quienes controlan la información. Un buen mapa es un proyecto en sí mismo(proyecta hacia el futuro una finalidad para el territorio). Dos fenómenos coincidentes modifican el conocimiento que tenemos de la ciudad : La globalización propiciada por la digitalización de la información y la sensibilización hacia el medioambiente, considerada tanto en sus aspectos técnicos –emisiones de carbono, recursos energéticos renovables, huella ecológica…- como en los culturales asociados a la movilidad (mestizaje, turismo, identidad…).

Mapear a través de estos filtros el tejido urbano existente, y superponer las capas de información construye una nueva cartografía que permite identificar oportunidades allí donde había fábrica urbana y vacíos, tejido muerto, negro y blanco(Nolli). El centro de Madrid demanda con urgencia una nueva visión para proyectar su futuro como un lugar privilegiado de la sociedad contemporánea capaz de acoger una nueva cultura.

El curso propone repensar el centro de Madrid desde una visión termodinámica que modifica las formas rutinarias de entenderlo y permita construir series de acciones y estrategias de transformación capaces a la vez de revitalizarlo y adaptarlo a los usos y valores emergentes.

En un primer estadio se recopilarán datos y se construirán nuevas cartografías de la ciudad. Termografías, mapas de viento, hidrografías, subsuelo, meteorología, mapas de intendencia urbana y tráfico, incidencia solar, temperaturas anuales, incidencia de la sombra, polución acústica, biodiversidad, mapas de actividad económica y antropológicos, etc.

En un segundo estudio se identificarán acciones termodinámicas con forma de prototipologías y se tabularán como series de casos prácticos hipotéticos que se testarán en lugares ejemplares. Se piensa en tipos como corredores verdes, parques verticales, aparcamientos soterrados, huertas urbanas, colectores energéticos, granjas, sistematización del agua, geometrías aplicadas etc.

El curso en su conjunto deberá permitir visualizar una nueva concepción del centro urbano a través de años vista y los instrumentos técnicos y metodológicos necesarios para desarrollarlo de forma óptima.